El arte de activar tu potencial infinito con PNL - Vida Gerencial
Certificación Internacional
Coaching con PNL

El arte de activar tu potencial infinito con PNL

Escrito por en marzo 29, 2018

Una mirada al aprendizaje desde la PNL.

 

Mucho se ha hablado de las bondades, beneficios y transformaciones que se pueden lograr utilizando la PNL como un potente activador y liberador de consciencia, podríamos decir en consecuencia, que a través de su uso favorece; un despertar o liberación de emociones y procesos inherentes en nosotros y que muchas veces no somos conscientes de ese potencial, mucho menos orientarlo a nuestro favor. Esto podría deberse a muchos factores, entre ellos barreras y limitaciones culturales, inducidas de contextos muy cercanos y autoinducidas cuando nos dejamos arrastrar por dichas debilidades y recurrimos a nuestra propia toma de decisión y respuesta en un ciclo de limitación inconsciente que llamaremos para este contexto, “la estaca del elefante”.

 

Bandler conceptualiza a la PNL como “una manera de enfocar el aprendizaje humano”, algo muy revelador para entender la esencia de este modelo potenciador, ya que como proceso, debemos procurar comprender primero nuestras potencialidades, esto sin duda, se trata de una manera de autodescubrimiento para con ello apuntar a las múltiples o variadas formas de liberar ese potencial, como medio de catarsis y a su vez de transformación.

 

Una forma descrita por Bandler para representar el párrafo anterior, expresa lo siguiente; “Quisiera que ustedes descubran cómo pueden aprender a cambiar su propia experiencia, y a obtener control sobre lo que sucede en su cerebro”.  Esta es una de las tantas distinciones que caracterizan a la PNL.

Muchas veces las personas viven encerradas o prisioneras de su propio modo de pensar, es decir, de sus propios cerebros. Ante esta afirmación vale la representación que hace Bandler acerca de la relación entre un bus, su conductor y sus pasajeros, para describir precisamente “como si permanecieran encadenados al último asiento del bus y que otro se encargara de conducirlo”.

 

A través de la PNL podemos encontrar la forma en que el proceso de aprendizaje personal pueda desde la torre de control “el cerebro” generarse la mejora y optimización de la consciencia y favorecer el accionar hacia los objetivos personales, logrando tomar control sobre las situaciones que afronte y no que los demás tomen control por el. La PNL es un modelo que nos proporciona herramientas para aprender a manejar su propio bus. Esto podría repercutir como señala Bandler “Si no les dan a sus cerebros un poco de dirección, andarán por su cuenta, u otra gente encontrará maneras de manejárselo por ustedes, y quizás ellos no tengan en cuenta su mejor interés. Incluso si lo hacen, ¡quizás se equivoquen!”.

 

Estos planteamientos bajo el escenario de la PNL, nos lleva a reflexionar sobre la importancia de trabajar conscientemente en el aprendizaje permanente hacia ese ser que queremos ser. Hablar de APRENDIZAJE, nos lleva a un mundo de múltiples enfoques, donde la motivación, la emoción y los estímulos perceptivos juegan roles interactuantes  muy dinámicos, relacionándose entre sí.

 

La torre de control del aprendizaje visiones y perspectivas compatibles con la PNL.  

 

Es importante recalcar; que la inteligencia había sido considerada bajo una visión uniforme y reductiva, determinista, como un constructo unitario o un factor general, era una condición dominante, donde podía ser medida de una forma pura, con la ayuda de instrumentos estándares. Esta visión cada vez más socavada con la inclusión permanente de las Inteligencias Múltiples propuesta por (Gardner 1994; 10). el aprendizaje cuántico, la inteligencia emocional, entre otros modelos,   nos conduce a redimensionar la importancia de los componentes racionales, reconocer y valorar otras expresiones del individuo que no guarda relación directa exclusivas con logros cognitivos. Además la valoración del potencial humano para procesar información, cada vez es más expedita para quienes se interesan por liberar el máximo potencial posible en los seres humanos, para mi criterio la PNL es uno de esos modelos potenciadores hacia un caudal infinito de transformación personal.

“Las posibilidades potenciales de toda persona son las más fascinantes e interesantes de toda la creación”
R. Wilbur.

 

Podemos decir entonces, que a partir de la dirección de procesos específicos e interrelacionados en la conjunción total del cerebro, éste desborda su química en un telar encantado, (entramado cerebral) en una combinación perfecta para el APRENDIZAJE. Para mi resulta divertido que los seres humanos hayan explorado el fondo de los océanos, lunas planetarias y todo tipo de tecnologías sorprendentes he impensables hace siglos atrás, pero aun no han logrado develar todo lo que se refiere a la estructura y funcionabilidad de nuestro cerebro en un 100%.

 

Vale entonces la presuposición “Si conozco mejor el órgano receptor de aprendizaje o lo que llamo “Torre de control” “CEREBRO” a partir de la adecuada estimulación sensorial, podre entonces generar un proceso de mayor calidad para propiciar un aprendizaje eficaz”.

 

Ya Tony Buzan, creador de los mapas mentales hace solo una década señalaba, lo que se conoce hoy de “cómo funciona realmente nuestro cerebro en 95% se ha descubierto en los últimos 40 años”, por un lado la década de los 90 fue llamada la “era del cerebro”, dando paso con lo vertiginoso de los avances tecnológicos y con ello, la forma en que se genera la información en términos de cantidad y disponibilidad, a la era actual denominada “era de la información”, cada vez más refinada y de gran alcance e impacto a millones de personas, con ello, podemos decir, que su impacto cada vez es mayor para el estimulo de transformaciones relevantes en la sociedad.

 

Partiendo de lo expuesto anteriormente, esta transformación de la sociedad, aunado al conocimiento más exacto de nuestra potencialidad cerebral, implica un nuevo enfoque de la educación en general, y las formas de aprender  y concebir el APRENDIZAJE, según Hunt, “aprender es el rasgo central de la vida,… y cuando se despliega la alegría de nuestro aprendizaje personal, comenzamos a experimentar los aprendizajes superlativos de la capacidad natural para aprender con el cerebro total”.

 

“El cerebro actúa como un laboratorio. Es un arquitecto. Diseña modelos y ordena las piezas”, así lo señala Joe Dispenza, investigador neurocientifico, la mayor comprensión de su funcionamiento, hace que la forma de APRENDER este asociado hacia el aprovechamiento al máximo de los recursos y potencialidades cerebrales y la PNL en su uso adecuado y atinado puede favorecer hacia esa máxima disposición de esa majestuosa torre de control.

 

Otra forma de concebir un nivel infinito de alcance en cuanto a la forma de aprender, es el APRENDIZAJE CUÁNTICO, un concepto basado en avances neurocientíficos del cual Mussa, afirma;  el aprendizaje, es un continuo proceso de interacciones dinámicas de orden, desorden y organización, donde el conocimiento del cerebro y ser consciente de ampliar el ámbito de su estimulación y acción, procede hacia una maravillosa articulación sistemática de pensar, percibir, imaginar o recordar y emocionarse desde esta perspectiva se concibe que somos principalmente energía con un aspecto físico. El ser humano está inserto en una realidad que es la totalidad en conexión con todo.

“la totalidad del mundo y todo lo que existe, está completamente interrelacionado, hablar de individuos aislados o separados es una distorsión de la realidad”. (David Bohr).

 

Lo que sostiene este enfoque, la enorme y compleja interacción entre todo lo que existe, es el campo cuántico o campo de energía, la vida se expresa y manifiesta como el fluir permanente de una energía, actuando el cuerpo humano en un adecuado y continuo intercambio de energías con su medio, para conservar activos sus dispositivos reguladores, su salud y los mecanismos que permiten el APRENDIZAJE. No deja de ser una relación atrevida vincular este aprendizaje cuántico con los procesos perceptivos que se dan asumiendo los sistemas de representación y como filtramos la información del mundo exterior para darle sentido a los mecanismos de aprendizaje  en la PNL como un modelo potenciador para aprender direccionando una energía adecuada hacia nuestros propósitos, tomando en cuenta que estamos conectados a un todo.

 

En este sentido, el APRENDIZAJE CUÁNTICO, siguiendo a Mussa, Morales y Berbel  es la consecuencia de la interrelación del individuo con el medio, determinada por cambios energéticos cuali-cuantitativos, generados en el sistema nervioso central; dando lugar a asociaciones entre los incentivos caotizantes, es decir, las sensaciones que captadas desde el medio, por nuestro sistema sensoperceptivo, generan en las estructuras cognitivas un cambio caótico y como consecuencia un nuevo equilibrio (APRENDIZAJE), esto se deriva básicamente en nuevos campos de incentivos caotizantes a los campos existentes, desencadenando un caos en medio del campo formado por los conceptos previos, para generar un nuevo campo conceptual, a través de un proceso lleno de intercambios e interacciones dinámicas interneuronales, dando lugar a nuevos aprendizajes.

 

Esto, nos permite entender entonces como el aprendizaje cuántico comienza en el medio, con incentivos caotizantes cualificados (teñidos por una cualidad emocional), reestructurado energéticamente por el sujeto, retorna al medio modificado, generando de esta forma transformaciones en él. Estamos entonces ante una forma emergente en la manera de entender el aprendizaje impulsado por el avance neurocientifico y del cual la PNL tiene absoluta cabida.

 

Puntos claves de liberación de tu potencial con PNL

 

El modelado es uno de los tantos procesos de aprendizaje como parte de las aristas potenciales de la PNL, en el análisis de cómo existen grupos de personas en el mundo que se destacan en lo que hacen, es tomar referencias gestuales y de acercamiento de cómo piensan y utilizan su estructura comunicativa para sacarle el mejor provecho posible a esas habilidades y destrezas de excelencia y modelarlas o transferirlas a nosotros, así fue como Bandler modelando a grandes terapeutas pudo representarnos que estas destrezas exitosas pueden ser transferidas con ciertas claves que podrían liberar nuestro potencial escondido, es decir, nuestro gigante dormido.

 

Podemos decir que cuando estamos en presencia de alguna persona que se destaca de forma relevante en algún rol en específico,  denominarlo solo talento, agudeza, intuición, genialidad, inteligente, excelente o extraordinario seria limitarnos al enorme caudal y capacidades que tenemos para liberar nuestro potencial y ser tan exitoso y extraordinario como las personas de referencia. El aprender a modelar la excelencia tiene una serie de consideraciones, no se trata de una imitación vulgar o común, significa el estudio de una estructura y ajustarla a nuestro sistema y estilo particular, la idea es asumir desde tu propia percepción lo que podrías apropiarte, eso sí, sin tu perder tu propio estilo, acoplarlo a tu forma de sentir, ser y actuar, pudiendo en este sentido, ampliar tu campo perceptivo y por ende de aprendizaje. Se trata de un viaje fascinante por descubrir y despertar tus potencialidades, tan grande como la red que recubre tu torre de control.

 

La PNL (Programación Neurolingüística), como un modelo de vanguardia bajo este enfoque trata del estudio de cómo las personas alcanzan ser excelentes en sus ámbitos de desempeño, y  lo que para nosotros los formadores en el como enseñar estas pautas a otras personas para que puedan transferirlas a su estructura y canalizarlas para alcanzar resultados excelentes, es lo que denominamos el arte del modelado o modelar.

 

Estas pautas según O´Connor y Seymour, tienen que ver con medios y modelos que optimizan tus procesos de comunicación entre los que destacan; los sistemas de representación, las submodalidades, el raporrt, patrones de pensamiento, lenguaje y conducta, todo un reto que apunta de manera no tan compleja y con un esfuerzo importante y consecuente, en alcanzar ser excelente en lo que hagas, estimulando tu aprendizaje hacia estas pautas y procesos de forma calificada.

 

Voy despidiéndome entonces con todas las reflexiones anteriores y ésta en particular, a través del siguiente pensamiento de Miguel Martínez Miguelez insigne pensador venezolano: El mundo en que hoy vivimos se caracteriza por sus interconexiones a un nivel global en el que fenómenos físicos, biológicos, psicológicos, sociales y ambientales, son todos recíprocamente interdependientes. Para describir este mundo de manera adecuada, necesitamos una perspectiva más amplia, holística y ecológica, que no nos pueden ofrecer las concepciones reduccionistas del mundo ni las diferentes disciplinas aisladamente; necesitamos una nueva visión de la realidad, un nuevo paradigma, es decir, una transformación fundamental de nuestros modos de pensar, percibir y valorar.

 

Por: Fidel Nava *
Máster Practitioner of NLP *

 


Etiquetado como , , ,




Buscar