La PNL un modelo potenciador de alquimia personal, más allá de las técnicas - Vida Gerencial
Certificación Internacional
Coaching con PNL

La PNL un modelo potenciador de alquimia personal, más allá de las técnicas

Escrito por en abril 20, 2018

Hablar de PNL, supone siempre un reto ante un término que ha tenido múltiples interpretaciones de acuerdo a los fines e intereses de quienes la profesan y practican, teniendo diferentes matices, algunos muy rebuscados, otros más tecnificados, unos más simples, otros complejos y algunos nunca terminan de definirla, incluso la desvirtúan y confunden, ya que solo llegan a estar en el ápice del iceberg,  enfocándose la mayoría solo en las técnicas, en su forma rápida y sencilla de aplicación, catalogándola además como un modelo poderoso y mágico,  lo cual estos razonamientos generan un distanciamiento de su verdadera esencia, algo muy alejado de su  raíz según Bandler y Grinder, creadores de la PNL.

 

Mis inicios en la PNL, significo pasar (no dejo de ser uno de los miles que pasan) por ese proceso de confusión tratando de escudriñar el termino ante los millones de definiciones que me encontré, miles de centros de formación y múltiples criterios de quienes la imparten, esto en conclusión, es todo un reto y desafío, lograr desentramar su nombre y esencia pareciera entonces tan complejo, como una ecuación matemática, en derivadas por ejemplo. Sin embargo, ese inicio, fue coherente y con cierta “lógica hipotética deductiva”, pude entender en el transitar de dicho modelo, no solo, que ciertamente se trata del estudio de un modelo, sino que además, ofrece un abanico de posibilidades infinitas pues en esencia, es algo más que las técnicas, es una filosofía del comportamiento humano para ayudarte a ti y a los demás, para conocerte mejor como te comunicas y como optimizas esos procesos en búsqueda y encuentro permanente con la excelencia.  Constituyéndose como una invitación permanente a ser una versión mejorada de ti.

 

 

 

 

 

 

 

 

Puedo inclusive afirmar, que es un modelo que te permite tomar mayor conciencia sobre la calidad de tu vida, en llegar a ser más felices y más encantados con ella, a enamorarse constantemente de la misma, valorarla y transformarla, hacia aquello que deseas ser, hacer y tener. Nos hace abrir los ojos, quitarnos las vendas de las limitaciones y tristezas, nos muestra un mundo lleno de extrañas e insospechadas oportunidades para encontrar una inexplicable sensación de bienestar y felicidad, de eso se trata; de ser feliz.

 

Si considero que a pesar de que hay muchas distinciones y consideraciones sobre los inicios, ya la PNL se presentaba como un desafío a las corrientes psicológicas de la época, a principios de los años 70, de la mano de Richard Bandler se empezaba a estudiar a los terapeutas más destacados de entonces; Satir, Perls, Erickson, entre otros, una vez conformado ese binomio creador con Jhon Grinder, guiado además por Gregory Bateson antropólogo destacado, se da inicio a esa gesta de incalculable valor y desarrollo al ser humano, convirtiéndose según mi criterio en una de las tecnologías más respetadas y poderosas para la transformación personal.

 

Desde entonces, esto ha traído un sin fines de mitos, leyendas y hasta un conglomerado de mentiras o falsedades, pues podrás conseguir miles de referencias y libros sobre PNL para todo lo que quieras, mucho de ellos deliberadamente preconcebidos a estacionarse de forma oportuna a una palabra que como al principio señale, pareciera ser una palabra mágica que ofrece actos poderosos y milagrosos. Para dilucidar más este concepto, si queda claro que hay quienes se han encargado de usar para formar de manera muy pobre lo que es la PNL y hay quienes le han dado un uso extraordinario, razón que caracteriza a este último grupo es que ha mantenido la esencia y la fuente inspiradora de su creación y más brillante aún, evolucionando y más vigente que nunca, conservando su enfoque y la versatilidad de su esencia, el cambio.

 

Este sentido crítico de la PNL, va con la intención que hoy con absoluta propiedad puedo compartir después de acudir a varias formaciones con orientaciones desde su fuente (Richard Bandler) y de quienes han dedicado su vida y formación a desarrollar su propio modelo como Xavier Pirla, ceñido y ajustado precisamente a su fuente con la versión más actualizada, cohesionada y coherente de lo que realmente es la Programación Neurolingüística.

 

Según todo lo expuesto anteriormente, puedo atreverme a ofrecer entonces mi propia versión basándome de forma exhaustiva en la fuente de su cocreador Richard Bandler  apegándome a su legado y esencia. El estudio de como representamos nuestra experiencia teniendo una implicación neurológica (neuro), como se desencadena en un acto comunicativo con nosotros mismos y con otros (lingüística), y como podemos cambiar nuestras formas y patrones habituales de pensar, comunicarnos o comportarnos (programación) es esencia lo que la PNL estudia y busca desarrollar en quien promueve una formación y su aplicación.

 

La Programación Neurolingüística, es entonces un proceso de aprender acerca de cómo pensamos, nos comunicamos y actuamos, de modo que podamos hacerlo de forma más eficaz o efectiva, lo que conlleva a que la PNL sea catalogada como una actitud; una filosofía de vida, una metodología; un modo de actuar y una tecnología por su elevada consistencia en un pensamiento sistémico, estratégico y avanzado a los patrones tradicionales.

 

A través de la práctica sistemática de la PNL, puedes vivir la vida de una manera feliz, productiva y exitosa. Es una metodología que te permite, transferir de forma útil, sencilla y práctica habilidades y destrezas exitosas en cualquier ámbito llámese, negocios, ventas, salud, educación, deportes, gerencia, todos enmarcados hacia la transformación personal, porque antes que tu profesión u ámbito en que te desenvuelves, esta la persona, luego los cambios que hayas podido experimentar en ti como persona, tendrá inobjetablemente una repercusión en tu profesión o lo que hagas.

 

Entendí también que la PNL representa una aproximación diferente al de etiquetar y categorizar a las personas, mucho menos descalificarlas por sus comportamientos o formas de pensar, al contrario nos hace más humanos al entender que estos procesos precisamente humanos son ventilados en un esquema de comprensión propia de la persona, esto nos proporciona un aprendizaje sin igual favoreciendo tu grado de flexibilidad conductual ante los múltiples comportamientos de las personas, esto se debe a que con el uso de la PNL te conoces más y en consecuencia puedes comprender más a las personas.

 

A manera de metáfora la Programación Neurolingüística es un manual de instrucciones que si lo sabes utilizar lograras algo, o mucho dependiendo de que tan bien lo utilices. Es una herramienta que te permite hacer las cosas de manera diferente. Uno de los aspectos importantes a tener en cuenta es que hay que ser conscientes de los aprendizajes para poder cambiarlos. Por tanto, se busca dar conciencia para poder cambiar lo que no nos beneficia y dar herramientas para poder hacerlo. De esta manera, para iniciarte en este maravilloso mundo podrías preguntarte, qué es lo que esperas tú en la vida? Cuáles son tus objetivos y si estos encajan con tus creencias.

 

Con el legado y el crédito que merece con quien entendí mejor lo que es la PNL Xavi Pirla podría decirte; “Para esto se requiere definir esos objetivos en el lenguaje del cerebro y esto tiene que ver con: qué tengo que visualizar, qué tengo que escuchar, qué tengo que sentir para poder determinar si estas consiguiendo lo que quieres y esta información es aquello que el cerebro necesita para actuar”. Hacia donde tienes que enfocar tu mente para conseguir lo que quieres. Es así como entra en juego los procesos que definen a la PNL como un modelo potenciador si su uso es adecuado y como una especie de alquimia personal, es decir un modelo que te permite poder hacer cambios profundos y transformadores en ti.

 

El origen de la alquimia es considerada desde lo místico, lo fantástico, lo espiritual  y lo científico, ha estado asociada a procesos de transformación, como la originaria y mística transmutación de los metales, (Ciencia que se ocupo en vano en descubrir la piedra filosofal para obtener oro y el elixir de la larga vida), aún así, dio inicio o se le atribuye al nacimiento de la química y con ello se le debe el descubrimiento de la pólvora, el fosforo entre otros. En la PNL, existe una alquimia muy especial, hasta maravillosa, radica de esta manera, en poder favorecer, no en compromiso con la teoría, sino a través de modelos pragmaticos, sencillos y útiles, que puedan añadir recursos a la persona desde el despertar y ampliación consciente de sus potencialidades y generar de esta manera estados positivos que puedan ser eficaces y convertirse así, en una poderosa herramienta de transformación.

 

Hablar de Programación Neurolingüística es adentrarse a un mundo lleno de posibilidades infinitas para crecer y evolucionar a través de; redescubrirse, reaprender, reeducarse y de comprender que se presenta ante un modelo sobre el cual es mucho que solo las técnicas y sus pócimas mágicas ya que también conviene aclarar que la PNL no es mágica como muchos la venden con ella, como gurús y magos capaces de por arte de magia hacer cambios superfluos. Muchos intentan hacer creer que la PNL lo cura todo y nunca falla y de por si el error es parte del proceso, ya que la PNL permite como modelo describir la conducta humana de un modo más detallado y su aplicación intenta valerse de aportes desde el campo psicológico, la cibernética, la lingüística, entre otros, pero en ningún momento se basa en postularse científicamente o comprobaciones desde la ciencia en sus métodos de validación.

 

Cabe destacar, que quienes también orientan el modelo de la PNL bajo un esquema científico también promueven su confusión ya que la PNL es un conjunto de modelos desarrollados de forma empírica a través del ensayo y error, utilizando dichos modelos para cada persona, respetando como en el deporte de alta competencia el principio de la individualización destacando que cada persona es un componente único y extraordinario, exclusivo en su pensamiento aunque tenga ciertos patrones conductuales que lo condicionen.

 

Es importante resaltar entonces, como una aproximación muy cercana a la esencia de la Programación Neurolingüística  por parte de sus creadores y en concordancia con lo señalado en el párrafo anterior,  que las personas son únicas en su modo de pensar, hacer, sentir y comportarse de un modo específico según el contexto donde se desenvuelve, es por ello, que la valoración de la PNL está en el arte de su aplicación, en aproximarse de forma asertiva a las posibles soluciones para con la persona, el “PNLista” fomenta un proceso que a través de un medio (técnica) pudiera ayudar muy impactantemente hacia el enfoque de la solución a su situación limitante, se trata entonces de una forma donde el proceso de favorecer a la persona hacia el camino de su inminente solución, es más importante que solo la aplicación de alguna técnica, la PNL va más allá de este enfoque determinista y por ello busca trascender en potenciar el estado interno de la persona enfocándose en la solución y no en el problema.

 

Es por ello en palabras de Pirla, “el aprendizaje de la PNL no pasa por recolectar un conjunto de técnicas y aplicarlas a cualquier persona, sino que pasa por el desarrollo de habilidades” y destrezas esgrimo “que nos permitan ver las diferencias entre personas y como ajustar una técnica (o crear una nueva especifica) para que ayude al problema único y especifico que padece la persona”.

 

Sin duda, para finalizar puedo afirmar que este modelo es potenciador, como una especie de alquimia personal que va más allá de las técnicas y  se basa en estrategias prácticas de aprendizaje a través de modelos, las explicaciones que se ofrecen acerca de su funcionamiento son hipótesis de carácter pragmático. En este sentido, el estudio de la experiencia subjetiva humana persuade de forma incuestionable y permanente, lo que cualquier explicación racional puede hacer (Mohl, 2000), es relevante mencionar entonces según (Churches y Terry, 2009) la PNL es una herramienta idónea para fomentar la transformación personal, pues permite dar un paso adelante en el camino de la libertad humana, y esto hasta hoy, ha sido un progreso casi imposible, esto conlleva al siguiente planteamiento, “la PNL no solo nos permite convertirnos en aquél que podríamos ser, sino incluso en aquel que deseamos ser”.

 

Por: Fidel Nava *
Máster Practitioner of NLP *


Etiquetado como , , ,




Buscar